domingo, 29 de agosto de 2010

ORDEM MARTINISTA INICIÁTICA -O:::M:::I:::




Orden Martinista Iniciática

La Orden Martinista Iniciática nació en 1968 por iniciativa de Robert Ambelain. Hablaremos a grandes rasgos de su historia.

En 1942 Robert Ambelain “despierta” “la Orden Martinista de los Elus Cohens”, nacida de la “Orden Tradicional” y de “la Orden de los Rosa+Cruz de Oriente”. El 26 de Octubre de 1958 se constituye una “Unión de las Órdenes Martinistas” comprendiendo tres Ordenes: “La Orden Martinista - Martinezista” (Philippe Encausse, Gran Maestro a partir de 1960), “la Orden Martinista” (Philippe Encausse, Gran Maestro) y “la Orden Martinista de los Elus Cohens” (Robert Ambelain, Gran Maestro).

El 28 de Octubre de 1962, se decidió entre Philippe Encausse y Robert Ambelain: Fusionar la “Orden Martinista” y la “Orden Martinista de los Elus Cohens”. Los lazos se mantienen entre esta nueva “Orden Martinista”, la Iglesia Gnóstica Apostólica Universal y la Orden Kabalística de la Rosa+Cruz. Existe un Círculo exterior correspondiente a la “Orden Martinista” y un círculo interior llamado “Orden de los Elus Cohen”. La presidencia está asegurada por los dos hermanos signatarios.

El 29 de Junio de 1967, Robert Ambelain dimite de su cargo y designa a Iván Mosca como su sucesor a la cabeza de la Orden de los Elus Cohen.

El 14 de Agosto de 1967, un protocolo es firmado entre Philippe Encausse e Iván Mosca que revela las divergencias fundamentales existentes entre la “vía cardiaca” y la “vía operativa”. Existen, entonces, dos Órdenes distintas en este momento.

Pero el 14 de Agosto de 1968 (o Mayo de 1968 como lo declara R. Ambelain) Iván Mosca decreta que su Orden sea puesta en sueño por una duración indeterminada.



El 30 de Junio de 1968, Robert Ambelain, crea una nueva Orden, “la Orden Martinista Iniciática” de la que se convirtió en Gran Maestro. Publica en un medio Martinista un texto titulado “Origen, principios y modalidades de la rectificación de 1968”

Su escritor, que da nacimiento a la Orden de la que hablamos, se basa en los siguientes elementos esenciales:

- Un análisis del sistema de los Elus Cohens, de las prácticas, de los signos, etc., muestra el arcaísmo y la inadaptación al mundo moderno del sistema. Es preciso, entonces, hacer una reforma.

- No existe una verdadera filiación Martinista francesa que remonte a Louis Claude de Saint Martín, habiendo sido Papus el inventor de la filiación.

- Sin embargo existe una filiación rusa auténtica, poseyendo los ritos específicos que remontan a Saint Martín, por intermediación de Nicolás Ivanovitch Novikoff y Eugene Schwartz, y después Galitzinz.

- Existía una antipatía entre Saint Martín y J.B. Willermoz. También se la encuentra entre los dos ritos masónicos concurrentes, el rito reformado del primero y el rectificado del segundo.

Consecuentemente Robert Ambelain se hace reiniciar en esta filiación y cambia de “nombre” esotérico. Él creó, como ya hemos dicho, una nueva Orden, dividida en dos templos:

Primer Templo:       Asociado
                                   Iniciado
                                   Superior Desconocido                                 Doctrinal
                                   Superior Desconocido Iniciador

Segundo Templo:     Caballero de Palestina                                Operativo

La calidad masónica es exigida para entrar en el segundo templo, ya que se trata de un grado masónico.

El primer templo trabaja bajo las formas rituales rusas conservadas según R. Ambelain desde 1800.

El Willermozismo es abandonado y las visitas de los Martinistas “apócrifos” eran rechazadas, a excepción de algunos hermanos “particularmente calificados en los dominios de las ciencias esotéricas.”

Resumiendo, esta rectificación y retorno a los ritos y filiación rusa es propuesta a todos los Martinistas u Órdenes deseosos de apuntarse.

El 29 de Octubre de 1984 Gerard Kloppel sucede a Robert Ambelain en la Gran Maestría de  esta Orden. Después de esta fecha parece que las relaciones con las Órdenes hermanas se habían flexibilizado considerablemente y que ciertas visitas eran, al menos en principio, posibles.

El reclutamiento se hacía mediante los hermanos y hermanas masones, pero la Orden demanda un interés marcado por el esoterismo, la alquimia, la astrología, la Cábala y las mancias. Esta exigencia no es precisa en cuanto a la maestría.

La O.·.M.·.I.·. está, hoy en día, dividía en tres Templos. El primero es aquél de la Orden Martinista Iniciática mismo, considerado como Orden exterior. El segundo Templo es la Orden interior, Santuario de los Caballeros de Palestina. Está dividido en tres vías: teúrgica, sacerdotal y caballeresca. La primera corresponde a la Orden de los Elus Cohens (idénticos grados de los de aquella tradición), la segunda es la de la Iglesia Gnóstica Esotérica (Grados menores y mayores eclesiásticos) y la tercera el Gran Priorato Martinista (Altos grados de la Rectificada). El tercer Templo es el de la Orden Hermética R+C, comprendiendo “la O + R +  C + E +” sobre la cuál no tenemos ninguna reseña.

El 21 de Marzo de 1994 Richard Gaillard sucedió a Gerard Kloppel como Gran Maestro de la O.·.M.·.I.·. Gerard Kloppel conservó la presidencia del Soberano Santuario de los Caballeros de Palestina.

Precisamos también que la O.·.M.·.I.·. conserva estrechos lazos con la Orden masónica de Memphis - Mizraim (También la Gran Maestría). Desde 1995 es Marcel Laperruque el Gran Maestro mundial de  Memphis - Mizraim y  ha tenido siempre unas relaciones privilegiadas con la Orden de la que hablamos.

Según la visión de ciertas personas de esta Orden, la metáfora platónica de la formación tripartita del ser y de la sociedad se adaptaría a esta estructura a su vez. Las correspondencias serían entonces las siguientes: el primer nivel correspondería a la Francmasonería, asociada simbólicamente al estómago, al centro de preparación. El segundo nivel sería el del Martinismo, aquél del corazón y de la guardia caballeresca. Finalmente, el tercero se situaría en el espíritu, la cabeza; es el espíritu de la Rosa-Cruz esencial.

Emitimos cierta reserva sobre esta visión, que tendería a hacer corresponder la Francmasonería con la plebe de la antigua Grecia.

En la región parisina al menos, la OMI intenta trabajar sobre las operatividades, sobre la espagírica, etc. El trabajo en Logia se funda en un sistema de planchas que tienden a la dimensión práctica y hacia las experiencias de grupo.

Existe en la Orden un priorato activo que comprende las clases de los Maestros escoceses de San Andrés, de Escudero Novicio, de CBCS (Caballero Benefactor de la Ciudad Santa), de Profeso y de Gran Profeso.

Richard Gaillard ha hecho actualmente una rectificación de la Orden según los principios operativos y tradicionales. En la época de Ambelain, la Orden era muy cerrada, lo que no sucede bajo esta gran Maestría.

La estructura de la orden misma parece seria y desinteresada, en si puede dejar tomar lugar a ciertas debilidades o trabas que se atribuyen habitualmente a un cierto estilo de masonería...

Según ciertas fuentes, el espíritu actual de las prácticas de ciertos grupos se orientarían hacia una influencia más marcada del Maestro Philippe, con una marca más mística que teúrgica.

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Deixe seu e-mail para retornarmos seu comentário.